Contacto Visual – La Dimensión Visual de Comunicarse con una Audiencia

 

Publicado en febrero 17, 2017 – por Jennet Burghard

 

Portada del libro

Un tiempo atrás, Koos Wolcken y yo celebramos la primera copia de nuestro libro: ‘Presente! La Esencia de Presentación Autentica basada en el Método de Speaking Cirlces®’ (Círculos de Diálogo).

Durante la presentación del libro, una vez más se nos hizo claro el porqué hacemos lo que hacemos. Le pedimos a todos que contaran una pequeña historia a la persona del lado sobre un buen recuerdo de la niñez. Quizás un lugar favorito, un héroe de la niñez, o su libro favorito. Como siempre, todos estaban hablando y escuchando con mucho entusiasmo y el salón estuvo alegre.

Cuando preguntamos al grupo si alguien quería pasar al frente y compartir su historia con el resto, notamos de inmediato que la gente se apartaba de nosotros. Muchos de los participantes literalmente tomaron un paso atrás o desviaron su mirada.

 

 

¿Porque ocurrió esto? ¿Por qué nos intimida hablar frente una audiencia?

¿A qué se debe que perdemos la calma y tenemos la necesidad de animarnos al punto de atrevernos a pasar al frente? O ¿por qué nos sentimos terriblemente conscientes de si mismos que de repente no sabemos que decir ni que hacer con las manos?

 

Una explicación es que… reaccionamos instintivamente y no conscientemente. Nuestro sistema nervioso autónomo (SNA) siempre está atento a nuestro alrededor y a cualquier peligro que pueda suceder. Nuestro inconsciente interpreta a un grupo de personas como una amenaza posible. En especial, una audiencia que nos escucha con caras en blanco es interpretada como una situación “insegura”. De acuerdo con una investigación reciente en neurociencia echa por el Dr. Stephen Porges, si una situación es interpretada insegura, nuestras reacciones emprenden una secuencia jerárquica.Primero, perdemos nuestra más reciente desarrollada (en términos de la evolución) habilidad de comunicarnos con otras personas. Después nos enfrentamos con el trío familiar de “combatir – huir – congelar”. Combatir, por ejemplo, es asumir otra personalidad o esconderse tras una máscara. Puede ‘huir’ hacia el contenido de su presentación, esconderse tras su demostración de PowerPoint o evitar toda posible situación en la cual tenga que presentar.

 

Que su cuerpo no le responda, ponerse tenso, o de repente perder la voz, son ejemplos de reacciones de ‘congelación’, la parte más antigua de nuestro SNA.

 

¿Podemos convencer a nuestro sistema nervioso autónomo que estamos a salvo mientras hablamos a un grupo de personas?

 

Sí, afortunadamente para nosotros, sí podemos. En particular, la manipulación consiente de varios grupos musculares en nuestro cuerpo parece ser muy efectivo en calmarnos y concediéndonos la señal interna de “seguridad”. Uno de esos grupos musculares es la de los ojos.  Podemos manipular nuestro ‘estado de ser’ al relajar los ojos y usando nuestra visión periférica mientras miramos los ojos de otra persona. ¿Puede ser tan simple? Sí, es así de simple.

Pero eso no significa que siempre va a ser fácil. Se necesita mucha practica para poder observar a alguien con una mirada delicada y periférica, mientras vemos sus ojos para después hablar con ellos. Una decisión consciente es necesaria para estar totalmente presente en el aquí y ahora, y mantenerse atento el cien por ciento mientras hablamos y escuchamos a otro ser humano.

Usando la mirada periférica con los ojos relajados, y tomando en cuenta a la otra persona es una manera de comunicar que ‘estoy aquí’, ‘te veo’, ‘tú me puedes ver’, ‘estás a salvo’, sin la necesidad de verbalmente decirlo.

El momento que empieza una presentación o tiene que dar un discurso inesperado, tendrá una reacción instintiva. Mientras más practique la relajación de sus ojos y mirada periférica, más rápido podrá recuperarse y recobrar su balance natural. Evolucionará de una conducta consciente hacia una habilidad, y después hacia maestría, un estado de permanecer atento(a) con otros y usted mismo(a) a la vez. Tratar a otra persona de esta manera, traerá un cambio hacia usted y otras personas. Crea una atmósfera en la cual su tranquilidad y paz se irradia hacia el grupo. Aun más: al estar presente para otros, estará presente con usted mismo.

Las palabras ya no simplemente vienen de su cabeza. Su corazón y consciencia se integran, hecho al estado alineado que ofrece este método de comunicación. Es posible que todos se deshagan del miedo de hablar frente a una audiencia. O que todos puedan desarrollar estrategias para mantenerse en el escenario y estar en calma mientras se encuentran en el centro de atención, comunicarse abiertamente y espontáneamente, y disfrutar de la conexión con su audiencia.

Se le invita con mucha cortesía a descubrir, explorar y aprender más sobre este tema. Cómo usar la mirada periférica, relajar los ojos y hablar al frente de mucha gente, y varias técnicas más se encuentran en el libro ‘Presente! La Esencia de Presentación Autentica’ escrita por Koos Wolcken y yo.

Jennet Burghard

Posted in:
About the Author

jaime

Emotional Paycheck Expert| MindSonar® Distributor for America

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *